miércoles, 30 de julio de 2014

REGAR LA MACETAS POR FOTEO

Cómo hacer un irrigador por goteo con una botella de plástico
El riego por goteo es un método rentable para regar tus plantas. Este método permite que el agua gotee lenta y directamente hacia las raíces de las plantas a través de una red de tuberías y tubos de bajo costo, sin sufrir las pérdidas de agua que normalmente encuentras con los métodos de riego estándar. El riego por goteo permite que haya un suministro constante de agua hacia las plantas durante un periodo de tiempo determinado, de esta manera, no tienes que preocuparte por lidiar con plantas secas o marchitas durante los calientes meses de verano. Si tienes unas cuantas plantas que debes atender, puedes hacer tu propio sistema de irrigación por goteo con una botella de plástico y algunos otros materiales que encuentras en tu casa. Aparte del hecho de que es barato hacer tu propio sistema de irrigación, también contribuirás al medio ambiente reciclando los materiales.



1-  Consigue una botella plástica de gaseosa de 2 litros de capacidad que todavía tenga la tapa. Quita la tapa y perfora entre 1 y 4 orificios en ella. Puedes hacer estos orificios con un taladro o con un martillo y un clavo. Para hacer el orificio preliminar, puedes utilizar una tachuela y luego agrandar el orificio con el clavo. Vuelve a colocar la tapa en la botella.
La cantidad de orificios que hagas dependerá de la velocidad con la que quieres que el agua fluya. Mientras más orificios haya, el agua goteará más rápido.
El tamaño del orificio también contribuirá a la velocidad de flujo del agua. Un orificio más pequeño permitirá que el agua gotee lentamente, mientras que los orificios más grandes harán que el agua se termine rápidamente. Asegúrate de que los orificios no sean tan pequeños como para que la tierra se atasque y evite que el agua gotee.

2.-  Toma la botella de gaseosa. Corta la porción inferior (más o menos a una pulgada, o 3 centímetros del fondo, de la botella) con un cuchillo afilado. Esto convertirá la botella en un embudo y también permitirá que puedas volver a llenar el sistema con agua fácilmente
3.- Cava un orificio cerca de la planta o del grupo de plantas. Este orificio debe ser lo suficientemente profundo como para enterrar un tercio o la mitad de la botella. Coloca la botella en el orificio con la tapa hacia abajo. Asegúrate que la abertura de la botella (la parte que cortaste) quede por encima de la superficie del terreno y no esté cubierta con tierra. Asegura la botella en su lugar presionando la tierra alrededor. Coloca unas cuantas piedras alrededor de la botella para evitar que la tierra entre a la botella.

4.-   Llena la botella con agua y deja que el sistema haga su trabajo. Construye todos los sistemas de irrigación que necesites para todas tus plantas.



COSAS QUE NECESITAS ES.


  1. Una botella plástica de dos litros con tapa.
  2. Taladro o clavo pequeño, martillo y tachuela.
  3. Cuchillo afilado



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?