martes, 29 de julio de 2014

BANKIA GANA CON LAS PREFERENTES

BFA-Bankia gana un 93% más hasta junio por la venta de participadas.


El grupo BFA-Bankia obtuvo en los primeros seis meses del año un beneficio neto de 827 millones de euros, lo que supone un 93% más que lo firmado en el mismo período de 2013, excluyendo el efecto del canje de instrumentos híbridos por capital, según informó ayer la firma a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 
Las ganancias en este primer semestre estuvieron influidas a nivel de BFA por las plusvalías obtenidas con la venta de participadas, que aportaron 5.591 millones de euros en liquidez.
En cuanto a Bankia, el beneficio alcanzó los 431 millones de euros, una cifra un 48% superior a la conseguida el ejercicio anterior, de modo que logró aumentar las ganancias por tercer semestre consecutivo y alcanzó una rentabilidad financiera próxima al 8%.
«Estos resultados son especialmente relevantes tras el esfuerzo de reestructuración acometido por el banco, que consigue elevar sus ingresos con una red de distribución notablemente inferior», explicó el presidente de la firma, José Ignacio Goirigolzarri, quien puso en valor que la entidad nacionalizada ha captado 3.700 millones de euros en depósitos y fondos de clientes en los últimos seis meses, de modo que, desde principios de 2013, el grupo ha generado más de 4.900 millones de euros en capital.
En lo relativo al margen de intereses, se situó en 1.427 millones de euros, un 15,7% más respecto al mismo período de 2013, acumulando, así, cinco trimestres consecutivos de mejora de los ingresos financieros. También se incrementaron las comisiones, con un total de 468 millones de euros, un 4,1% más. 
Por su lado, la tasa de morosidad se redujo 0,62 puntos, hasta cerrar el primer semestre en el 14,03%, por lo que la firma confía en alcanzar el objetivo de disminuir la mora en este ejercicio hasta en 2.000 millones, ya que, por el momento, ha logrado que baje en 1.100 millones.
Tal y como apuntó el consejero delegado del grupo, José Sevilla, «éste ha sido el semestre de normalización en los mercados financieros», al tiempo que destacó que la recuperación del banco se debe también a la fidelidad de sus clientes y a sus empleados, que han afrontado un plan de reestructuración «de lo más ambicioso». 
Además, consideró que, en estos momentos, la entidad se encuentra en una situación «de compromiso» de «devolver a los contribuyentes el capital inyectado». Por ello, entendió que ahora «es el Estado el que tiene que tomar decisiones del timing de la forma y de cómo proceder a la desinversión en Bankia».
De cara al futuro, admitió que «quedan muchas cosas que hacer y mejorar» y se marcó como objetivos crecer en crédito, incrementar el ratio de eficiencia, la rentabilidad de explotación o la mejora de los servicios. Como reto concreto, señaló el de conseguir 20.000 clientes nuevos en el presente ejercicio. Hasta la fecha, ya se han registrado 15.000 nuevas altas, por lo que podrían lograr completar la operación, incluso, en el tercer trimestre.
POSIBLES FUSIONES. Al ser preguntado por el futuro del sector, Sevilla no descartó nuevas fusiones, aunque, a su parecer, no tendrán lugar hasta que el BCE haga públicos en otoño los tests de estrés y una vez entre en funcionamiento la Unión Bancaria. 
Asimismo, ve factible que a medida que se consolide la banca a nivel europeo puedan producirse uniones entre entidades financieras comunitarias. Así, tal y como apuntó, «no tenemos grandes bancos paneuropeos y este es un negocio de economía de escala».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?