sábado, 26 de julio de 2014

COMIDA Y GASTRONOMIA ANTIGUA DE MEMBRILLA

                        GASTRONOMIA MEJOR ECHA POR LOS MEMBRILLATOS.



Gachas blancas

Típicas del “Jueves de Comadre”, jueves anterior al Domingo de Carnaval. Son de muy fácil ejecución. Se fríe aceite y se deja enfriar. Después se añade agua, harina de trigo y un pellizco de sal. Una vez bien removido todo, se le quitan los grumos a la mezcla y se coloca ésta sobre el fuego hasta que rompe a hervir, momento en el que se retira del fuego y se le añade el último ingrediente: arrope.

Judías blancas con perdiz:        

Necesitaremos una perdiz, judías blancas, ajos, pimienta negra, pimentón dulce, cebolla, una hoja de laurel, aceite, sal y agua.
Ponemos a cocer las judías con los ajos, la cebolla picada, la pimienta negra y la hoja de laurel.
Mientras que las judías empiezan a coger temperatura, troceamos la perdiz y la sofreímos, dejándola dispuesta para poderla agregar a las judías, cuando éstas empiecen a hervir.
No debemos olvidar añadir al conjunto la sal, el pimentón y el aceite crudo.

Machacón

Empezaremos por preparar un kilo de patatas, para cocerlas junto a 2 tomates. Una vez concluida esta fase en la preparación de esta receta, trituramos juntos las patatas y los tomates, dándole al triturado consistencia de puré.
Sumaremos al puré un ajo asado y un machacado de cominos, tres cucharadas de aceite, un poco pimentón dulce y un vaso de agua que habremos reservado de la cocción.
Finalmente, removeremos todos los ingredientes y añadiremos un pimiento rojo asado y tres huevos cocidos convenientemente troceados.

Pepitoria:                        

Plato antiguo, basado en la gallina de corral, aunque puede sustituirse por el pollo, también de corral auténtico, pues el sabor no tiene nada que ver si se cocina con aves de criadero industrial.
A parte de este ingrediente indispensable, necesitaremos una hoja de laurel, perejil, pimentón dulce, dos dientes de ajo, 3 huevos cocidos, sal y harina.
En primer lugar tendremos que trocear la carne en tajadas, que hemos de sofreír hasta que se queden bien doradas, después de salarlas y rebozarlas en harina. Una vez fuera de la sartén, las pondremos en una olla o cazuela.
El resto de los ingredientes, antes relacionados, se machacan en el mortero. Lo último será agregar al machacado las yemas de huevo cocido. Hemos de añadirle agua y dejarlo que rompa a hervir.
Después lo echaremos sobre la carne y agregaremos agua hasta que quede cubierta. La cocción durará al menos una hora, dependiendo de si usamos olla o cazuela.
Para servir este plato debemos colar el caldo, pudiendo enriquecerlo con picatostes y la clara picada de los huevos. Un picadillo menudo de jamón serrano bien curado y unas patatas fritas, en cuadraditos, complementarán con pleno acierto esta receta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?