lunes, 6 de julio de 2015

VIOLACION DE SU CUÑADA Y DICE QUE PARA HACERLE UN FAVOR.

Niega violar a su cuñada y declara que era «para hacerle un favor»

Un hombre de 45 años acusado de violar a su cuñada en agosto de 2011 se ha sentado por fin en el banquillo de los acusados para negar unos hechos muy graves por los que se enfrenta a diez años de cárcel. El acusado culpa a la hermana de su mujer ya fallecida, de nacionalidad polaca, y asegura que mantuvieron relaciones sexuales consentidas, de forma esporádica, «por hacerle un favor a ella y satisfacerla». También negó haberle pegado, «fue su exmarido», afirmó.
El juicio contra P. G-R. F. en la Audiencia Provincial de Ciudad Real se ha suspendido con anterioridad y a punto ha estado de una nueva suspensión, ya que dos días antes un abogado pidió la venia al letrado del Turno de Oficio que se hizo cargo de su defensa y horas después le comunicó que siguiera él con el asunto.
Al parecer, al acusado no le gustaba el abogado del Turno de Oficio Joaquín Espinosa, que ayer demostró su profesionalidad y capacidad. Todo tiene una defensa. Sin embargo, a pesar del buen hacer del letrado, la fiscal mantuvo la acusación y petición de 10 años de cárcel al considerar que han quedado probados los delitos de agresión sexual y violencia doméstica en el plenario celebrado ayer ante el Tribunal de la Sección Primera.
La fiscal considera que hay prueba de cargo suficiente para enervar el principio de presunción de inocencia. Según la fiscal, el procesado fue a casa de su cuñada el 18 de agosto de 2011 y tras consumir bebidas alcohólicas la forzó sobre un sofá donde se encontraba en ese momento la mujer.
Los policías que subieron ayer al estrado también ratificaron su informe y aseguraron que cuando fueron a la casa de la víctima tras recibir una llamada, la mujer les dijo que había sido violada y agredida físicamente por su cuñado.
Los forenses que examinaron a la mujer también expusieron sus informes y aunque señalaron que no encontraron signos de violencia sobre la mujer no quiere decir que no fuera violada.
Las pruebas de ADN avalan el testimonio de la víctima, aunque la defensa trató de desmontarlo. Según expusieron en la vista los policías de la Científica, las pruebas de ADN demuestran que los restos de semen hallados en una manta del sofá pertenecen al acusado. Del mismo modo, se ha encontrado restos de él y de la mujer en la ropa interior que llevaba el hombre el día de los hechos.

La testigo sorpresa. El abogado Joaquín Espinosa presentó a la mujer del encausado como testigo en el último momento alegando que anteriormente no pudo por los problemas citados.
La Sala y la fiscal no se opusieron para no menoscabar su defensa. La mujer que dijo estar ya separada del marido declaró a favor de él, corroborando su versión.
El acusado dijo que su cuñada era una alcohólica y «la tuvimos en casa durante meses para deshabituarla». Él negó haber estado en tratamiento por alcoholismo, pero ante las pruebas acabó reconociéndolo. En este contexto, un submundo con el alcohol de por medio, ocurrieron unos hechos y, según la defensa existe la duda razonable. De ahí que solicite la absolución para el encausado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?