viernes, 3 de julio de 2015

El permiso por puntos deja a más de 1.500 conductores sin carné en 9 años


Nueve años después de la entrada en vigor del carné por puntos (el 1 de julio de 2006) los datos estadísticas arrojan un saldo a favor de la seguridad en las carreteras y en contra para los infractores. El número de accidentes y víctimas mortales en la red viaria de la provincia se ha reducido considerablemente como en el resto de España. El carné por puntos, tan cuestionado antes y después de su entrada en vigor, ha contribuido al cambio de hábitos al volante como abrocharse el cinturón de seguridad antes de introducir la llave de contacto y arrancar el motor.
A algunos les ha costado dinero (multas) y la pérdida de puntos del permiso de conducir. En estos nueve años de carné por puntos la Jefatura Provincial de Tráfico ha tramitado 178.494 sanciones que han acarreado la pérdida de 485.339 puntos a los 153.758 conductores multados en las carreteras de la provincia, según los datos facilitados a La Tribuna por la jefa provincial de Tráfico, Raquel García Fabra. Así, desde el inicio del carné por puntos 1.535 conductores se han quedado sin permiso de conducir al agotar todo el crédito (12 puntos en el caso de los veteranos y ocho para los noveles).
Estos automovilistas y otros a los que se les han detraído puntos del carné han tenido que volver a   las autoescuelas para recuperar el permiso o el crédito perdido. Según los datos facilitados a este diario, en los nueve años de carné por puntos han asistido 5. 540 conductores a los cursos de recuperación  de puntos que se han impartido en Ciudad Real, 2.949 para recuperar el permiso tras agotar el crédito (no todos de la provincia) y 2.591 para volver a obtener los detraídos.
Lo contempla la ley y en Ciudad Real hay varias autoescuelas autorizadas para impartir estos cursos. La mayoría de los conductores que han realizado uno de estos cursos, bien de recuperación parcial o total de puntos, han cambiado su forma de conducir y son más respetuosos con las normas, recuerda a este diario la jefa provincial de Tráfico tras hacer un balance «positivo» del permiso de conducir por puntos.
El permiso por puntos, junto a otras medidas como las campañas de prevención, los controles y los radares han influido considerablemente en la reducción de los accidentes. Además, el  carné ha favorecido que a cambiar hábitos y forma de conducir de muchos, «adaptándose a la norma. Es decir, cumpliendo lo que dice la ley», señala García Fabra.
Insiste en que el carné por puntos ha sido «determinante» en la reducción de los accidentes, aunque también han influido otras medidas adoptadas en los últimos años (represoras, educativas).

Las infracciones. El exceso de velocidad está detrás de casi todas las denuncias de tráfico y acarrea el mayor número de puntos detraídos. El alcohol y últimamente las drogas han sido causante de sanción y retirada de puntos a un bueno número de automovilistas.
Por contra, el uso del cinturón de seguridad, el casco reglamentario en el caso de los motoristas y los sistemas de retención infantil generan cada vez menos multas porque «hay mayor concienciación», apunta la jefa provincial de Tráfico, aunque reconoce que todavía hay conductores que se resisten a hacer uso correcto de los sistemas de seguridad. Lo que es evidente es que, en general, ha habido un cambio de actitud y, por ejemplo, ya es un gesto mecánico abrocharse el cinturón de seguridad antes de ponerse al volante.
No obstante, la DGT continúa poniendo en marcha varios controles preventivos al año relativos al uso de estos sistemas, además de los de velocidad, alcohol y drogas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?