viernes, 30 de junio de 2017

Un granjero lleva su camioneta al pueblo y el mecánico le dice que tiene que dejarla hasta el día siguiente, así que decide regresar caminando a su granja,que no queda muy lejos.
De camino pasa por una ferretería, compra un cubo y un bote de pintura. Allí se encuentra con un amigo que le entrega dos gallinas y un pavo que le debía. Ahora el granjero se encuentra  con un problema: cómo llevar todo a casa caminando.
Mientras piensa como lo iba a hacer, se le acerca caminando una señora madura y le pregunta como llegar a la granja de los González.
El granjero le dice que va en esa dirección y si no tuviera que llevar esa carga con gusto la acompañaría.
La señora le dice:
¿Por qué no pone la lata de pintura en el cubo? Lo llevas en una mano, se pone una gallina debajo de cada brazo y el pavo en la otra mano...
El granjero sorprendido y agradecido, empieza a acompañar a la señora. En un momento le dice, conozco un atajo que nos saca del camino principal, pero nos ahorramos más de un kilómetro.
La señora lo mira con desconfianza y le responde:
-Soy una viuda solitaria sin un hombre que me defienda. ¿Cómo sé que no me va a llevar por el medio del campo, me vas a poner contra un árbol y vas a abusar de mi?
¡¡¡Pero señoraaa...!!!
Aun cuando quisiera ¿cómo lo hago? Llevo un cubo, un bote de pintura, dos gallinas y un pavo.
¿Cómo hago para ponerle contra un árbol y abusar de usted?
A lo cual la señora le dice.
Pues pone el pavo en el suelo, lo cubre con el cubo, coloca el bote de pintura encima para que no escape...
El caballero le responde: ¿y las gallinas?
¡¡¡¡LAS GALLINAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?