martes, 6 de junio de 2017


La mujer apuñalada hasta en ocho ocasiones en Miguelturra el 14 de noviembre de 2014 por quien era su pareja sentimental ha asegurado este jueves en el juicio que su agresor, Francisco Bertol, le dijo "te quiero" después de agredirla y cuando ella ya había logrado huir hasta el descansillo para pedir ayuda.

La víctima, que ha relatado insultos y amenazas de muerte en los meses anteriores y ha testificado tras un biombo, ha recordado en el juicio cómo la noche de los hechos Bertol la despertó para hablar con ella pero le pidió que lo dejaran para el día siguiente.

Él se marchó al baño y ella fue "al escucharlo suspirar". Se lo encontró con un cuchillo en la mano, pero se lo arrebató y se lo llevó a la cocina, tras lo que habló con él para preguntarle por qué quería hacer algo así -siempre según su testimonio en el juicio- "y no estaba borracho".

En un momento dado, Francisco Bertol le dio un puñetazo y la llevó arrastrando por el pasillo hasta la cocina, donde comenzó a apuñalarla "mientras él chillaba" y a pesar de que "cuando me apuñaló en la tripa, levanté la mano para pedirle que parara".

La víctima ha insistido en que esa noche Bertol solo se tomó una copa "que no tenía mucho alcohol" -lo que ha motivado que el acusado se riera tras el biombo- y ha agregado que la ruptura se produjo por "los insultos, que siempre estuviera maltratándome psicológicamente y porque en casa era un mueble".

Declaran las hijas en el juicio: "¡Paco, no!"

Tras la víctima, han declarado en el juicio sus hijas, incluida la menor que tiene en común con el acusado, quienes han reconocido que el hombre bebió esa noche pero que no lo notaron borracho porque solo le vieron tomar una copa.

La mayor de las hijas -fruto de una relación anterior de la víctima- ha dicho en el juicio que Francisco Bertol las insultaba tanto a ella como a su madre con relativa frecuencia aunque "en el entorno familiar", además de que en varias ocasiones la habría amenazado de muerte.

"Más de una vez dijo que tuviera cuidado que le quedaba poco de vida. Pero lo decía en un tono que hacía que no le tomáramos en serio. Si le hubiera tomado en serio, esto no habría pasado", ha dicho la hija de la víctima.

Respecto a la noche de los hechos, ha dicho en su declaración que los oyó hablar tranquilos hasta que escuchó un golpe, salió a ver qué pasaba y encontró al hombre arrastrando a su madre por el pasillo.

"Le grité 'Paco no' pero me empujó y me caí al suelo. No sabía qué hacer y me encerré en el baño donde llamé a Emergencias. Y cuando salí encontré el pasillo lleno de sangre y a él diciendo que la había matado" ha relatado.

Por su parte la hija de ambos, ha indicado a preguntas del fiscal y los abogados que amenazó en varias ocasiones a su madre e, incluso, le dijo que le enviara un mensaje a la víctima diciéndole que le quedaba poco de vida.

La menor, que entonces tenía 9 años y que ha dicho que su padre le hizo "coger asco a mi madre", ha señalado que esa noche empezó a escuchar gritos "y me encontré a mi madre tirada en el suelo y mi padre encima apuñalándola".

Uno de los "mejores" vecinos

Finalmente, en la sesión del juicio celebrado este lunes han testificado las vecinas que acudieron a socorrer a la víctima, quienes han contado que el agresor era "uno de los mejores vecinos" y que nunca habían oido gritos, insultos o peleas en la vivienda.

La primera vecina que llegó a la casa y encontró a la víctima ensangrentada en el pasillo, ha señalado que oyó golpes y a un hombre llorar, por lo que se asomó al descansillo y vio a la hija mayor bajar gritando "ayúdame, mi madre".

La mujer subió al piso de arriba y cogió el móvil que llevaba la chica y desde donde los servicios de emergencia le daban instrucciones sobre cómo taponar las heridas para detener las hemorragias.

"La reconocí aunque tenía la cara complentamente ensangrentada y una raja en la cara por la que se veían las muelas" ha indicado la vecina, quien ha agregado que vio a Francisco Bertol "como ido, sentado en el pasillo con el cuchillo en una mano. Le preguntaba qué había hecho y no me contestaba"

El juicio continuará este martes con la declaración de varios familiares de la víctima así como agentes de la Guardia Civil, Policía Local de Miguelturra y otros peritos y forenses

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?