sábado, 29 de octubre de 2016

Investidura de Rajoy

Foto: Pool Moncloa / Diego Crespo 

Antes de celebrase la votación que le ha otorgado la confianza de la Cámara Baja, Mariano Rajoy, ha trasladado a todos los grupos parlamentarios que "España necesita algo más que una simple investidura, necesita un gobierno que esté en condiciones de gobernar". "No pido un cheque en blanco, pido madurez", ha dicho.

En este sentido, ha manifestado que "España puede ser gobernada, y bien gobernada, aunque no exista mayoría absoluta" si cuenta con un gobierno al que no le falten apoyos para desarrollar las tareas trascendentales para el bienestar de los españoles.

A su juicio, "hoy trazamos el camino del futuro, de ese futuro del que la falta de mayoría nos hace a todos responsables".

Rajoy ha asegurado estar dispuesto a "corregir todo lo que merezca corrección, a mejorar todo lo que sea mejorable y a ceder en todo lo que sea razonable. No escatimaré ni tiempo ni dedicación y trabajaré cada día esa gobernabilidad", ha afirmado.

No obstante, ha puntualizado que lo que no negociará, porque no le está permitido, es la unidad de España ni la igualdad de los españoles. Tampoco puede incumplir "nuestros compromisos con la Unión Europea" ni quebrar la estabilidad presupuestaria, ha manifestado.

Además, ha subrayado que no está dispuesto a derribar lo construido, a lesionar la recuperación económica ni a dañar la creación de empleo: "no tiene ningún sentido liquidar todas las reformas". "Mejoremos lo mejorable, pero no impidamos que España siga siendo el país que más crece en Europa y el que más empleo crea", ha explicado.

Finalmente, Mariano Rajoy ha pedido un gobierno "previsible", en el que "sus grandes líneas sean conocidas desde el principio, que anuncie de antemano lo que va a ocurrir y especialmente lo que no va a ocurrir para que todo el mundo sepa a qué atenerse".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?