miércoles, 16 de noviembre de 2016

EL GRANJERO ESTRESADO

    Había una vez un granjero que en lugar de disfrutar de su

Trabajo y de la ventajas de vivir en medio del camino,

Sin los ruidos ni la contaminación característicos de las

grandes ciudades, se pasaba el día estresado. No tenia

un solo segundo para sentarse y descansar porque estaba

a todos horas persiguiendo a sus gallinas, que se escapaban

constantemente.

   Un día,  un seños que paseaba por los alrededores de la

Granja, al verlo con la lengua fuera y sudoroso tras las aves del

Corral le dijo: “Perdone usted, ¿sabes que hay un agujero en la

Valla y es por ahí por donde se le están escapado las gallinas?. A

Lo que el granjero respondió, casi sin mirarle a la cara: Claro que

Lo se, ¿y que quieres que haga?. El caminante , sin salir de su

Asombro, pues la solución le parecía bien sencilla, le sugirió:

Mire, ¿no cree que el problema estaría resulto simplemente

Con arreglar el agujero?. Pero el estresado granjero le soltó:

“pues claro que lo se, pero no tengo tiempo, no ve que me paso

Todo el día persiguiendo a las dichosas gallinas”.

   Esto es lo que les pasa a muchos que viven estresados porque

Se creen muy productivos y en realidad, lo están porque no

Resuelven a tiempo sus problemas y pagan las consecuencias.

 

                                                              EL MEMBRILLATO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?