martes, 1 de abril de 2014

LOS BAÑOS DE PERAL RECUPERAN SU VALOR.

Los Baños del Peral recuperan su valor minero-medicinal un siglo después
Diez años de gestiones y esfuerzo inversor por parte del Ayuntamiento de Valdepeñas han sido necesarios para lograr que el paraje Baños del Peral recupere el valor minero-medicinal del que disfrutaba hasta mediados del siglo XIX. Unos trabajos de recuperación y conservación del medio ambiente que se han visto premiados con la concesión de aprovechamiento de aguas minero-medicinales que ha otorgado la Dirección General de Industria, Energía y Minas al Consistorio, según publicó este miércoles en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM).
El abandono de los Baños del Peral y la falta de sistema de saneamiento en la zona residencial, que utilizaba pozos negros, dio lugar a filtraciones en el acuífero del que se alimentaban los baños, por lo que se perdió la calidad de las aguas. Comprometido con el medio ambiente para poner en valor la zona, evitar futuras agresiones inmobiliarias y recuperar la catalogación de aguas minero-medicinales que permitan crear una actividad económica de explotación turística de uso terapéutico, el Ayuntamiento de Valdepeñas inició hace diez años una serie de actuaciones, como dotar a la zona de una red de saneamiento a través del Plan de Zonas Rurales Deprimidas; clausurar los pozos negros en colaboración con el Ayuntamiento de La Membrilla; la puesta en marcha de la depuradora existente; y la ampliación de la zona verde del lugar a través del Plan de Ordenación Municipal (POM) que multiplica por cuatro la ya existente; además de adquirir 40.000 m² de suelo para ampliar la zona verde.
A estas medidas se sumó la contratación por parte del Ayuntamiento de una consultora que durante 8 años ha realizado catas de agua cada tres meses hasta lograr obtener en el último año una calidad pura, algo que ha resultado primordial y ha permitido al Consistorio obtener la concesión de aprovechamiento de aguas minero-medicinales que ha otorgado la Dirección General de Industria, Energía y Minas.
También se invirtió 1.000.000 de euros en la restauración y puesta en valor del abandonado edificio de los Baños del Peral, cuya planta romana forma parte del patrimonio de Valdepeñas, reconvirtiéndolo en un Centro de Interpretación del Agua visitable.
Según publica el DOCM este miércoles, el caudal máximo a aprovechar es de 0,34 litros por segundo, y el proyecto tiene fines terapéuticos y para uso tópico. El tiempo de duración de la autorización de aprovechamiento es de 30 años.
La zona debe permanecer libre de cualquier actividad o infraestructura, posterior a la aprobación del perímetro de protección, que pueda dar lugar a un nuevo foco de contaminación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?