lunes, 28 de septiembre de 2015

LA PAREJA



Las constantes peleas son un problema muy serio para muchas parejas…


En primer lugar, debes comprender que en realidad no deberías pelear para nada, con nadie. Eso no quiere decir que no puedas estar en desacuerdo con tu pareja. Tampoco quiere decir que debes reprimir tus sentimientos. Pero pelearse es un comportamiento muy destructivo y es necesario evitarlo a toda costa.
¿Qué sucede cuando peleamos?
Nos enfadamos y nos ponemos a la defensiva. No somos capaces de controlar nuestras emociones, palabras o acciones. En una pelea, la gente suele exagerar y decir cosas que no sienten, y al final queda un sentimiento triste y de derrota.

Si estás en una situación de peleas constantes con tu pareja, necesitas encontrar una manera de dejar de hacerlo para que podáis volver a disfrutar el uno del otro. Aquí os dejamos algunos consejos:

.1. Aprende a aceptar a tu pareja.

Si no hay aceptación, jamás terminarán las peleas. Nadie es perfecto, y aunque hay muchas cosas que se pueden mejorar, habrá muchísimas otras que necesitarás aceptar sin que te "entre la rabia". No todos los hombres son detallistas, no todos disfrutan con "salir", no todas las mujeres son organizadas, no a todas les interesa cocinar, etc… Acepta que tu pareja es como es (siempre y cuando no sea una tendencia malsana), y poco a poco, esas cosas que te irritaban tanto, terminarán haciéndote sonreír.

.2. No menciones el pasado.

Una de las principales claves para dejar de pelearse es dejar de mencionar el pasado. Lo que pasó ya pasó, y cuanto más lo menciones, peor será la pelea. Cuando vuelves a mencionar lo que sucedió en el pasado, también vuelves a traer todas las viejas emociones que acompañaron ese incidente. Eso nunca será bueno.

3. Controla lo que dices.

Cuando nos enfadamos, tendemos a decir barbaridades. Decimos cosas que hacen mucho daño y que en realidad no son ciertas. No te permitas comportarte así. Los insultos, las amenazas o los desprecios deben ser evitados a toda costa. Antes de decir cosas que luego sabes que lamentarás, procura guardar silencio. Comprobarás que la pelea durará mucho menos, y que aquello que te ha hecho tanto de rabiar, en realidad no era tan horrible.

.4. ¿Es una pelea repetida?

¿Tenéis siempre la misma pelea? ¿Una y otra vez? Si os peleáis constantemente por lo mismo, necesitáis hablar sobre ello (sin pelear) y encontrar una solución aceptable para los dos. Seguro que es un tema complicado, pero necesitáis afrontarlo. De lo contrario, volveréis a pelear.

.5. No olvides lo importante.

Vuestra relación es muy importante, y si estáis juntos es por una razón. Esto se nos suele olvidar cuando estamos peleando, pero necesitáis tenerlo en mente. Vivimos en un mundo de "usar y tirar", pero es necesario recordar que el amor que os tenéis es un gran tesoro y que merece la pena luchar por ello

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?