domingo, 16 de agosto de 2015

ALMARCHA

Almarcha: En el disco "Vejezate" están mis vivencias por Tomelloso

El guitarrista de Tomelloso José Almarcha sacó al mercado hace pocos meses su primer disco, "Vejezate".  En el trabajo, del que el artista se siente muy contento, Almarcha plasma sus vivencias y andanzas por el Tomelloso de su infancia.

Lanza ha entrevistado a ALmarcha para repasar la evolución desde sus inicios en el instrumento, hasta la publicación del álbum o sus proyectos más inmediatos. El marco del Café de La Glorieta, rodeados de retratos de músicos de jazz,sirve de escenario.
"Llevo toda la vida. Desde los ocho años que comencé hasta ahora, que tengo treinta".
Siempre con la guitarra flamenca«empecé a dar clases con Óscar Herrero, el padre, que tocaba flamenco, aunque todavía yo no sabía que eso era flamenco». Al principio, José no era consciente de aquello "me apuntaron, como si te apuntan a natación, a mi padre le gustaba la guitarra y yo creo que me llevaron para que no estuviera dando guerra en casa. Y por ahí vino". En esa época no le gustaba la guitarra, la dejaba en un rincón hasta la siguiente clase "ni estudiaba, ni le hacía caso. Por suerte tenía facilidad y con mirarme la lección un ratillo antes de la clase la sacaba y así iba renqueando". Hasta que le picó el gusanillo.
Con los quince años le entró de lleno la pasión por el instrumento. Hizo en Tomelloso el grado elemental y ya en el instituto«quise dejar de estudiar y tampoco quería trabajar. Quería tocar la guitarra. Para que mi madre estuviese más tranquila me matricule en el conservatorio, hice el Grado Medio en Puertollano y el Grado Superior en Córdoba».
A José le gusta el flamenco «porque es lo que siempre he escuchado», pero tampoco ignora otras músicas «de hecho, aquí en Tomelloso he tocado con rockeros o con la banda de música». Tras acabar los estudios en Córdoba, hace 7 años, marchó a Madrid. Se puso a tocar en un local de sevillanas de la Cava Baja «allí tocábamos rumbas, sevillanas, fandangos de Huelva… Cachondeo, en definitiva, que era lo que había allí». En ese local conoció a algunos cantaores que le animaban a dejar el sitio «y por ahí empecé a abrirme un poco camino». Así, comenzó a tocar el salas míticas como Clamores o Galileo «en la sala Clamores he tocado tres veces, al menos. La primera fue en un concurso y la última vez ha sido con un grupo de jazz finlandés».
Uno de los referentes de Almarcha ha sido el tomellosero Óscar Herrero, hijo de su primer maestro, con el que siempre ha tenido relación «cuando venía a Tomelloso, su padre le pedía que me escuchase. Para mí era como un examen, estaba nervioso cuando tocaba ante él». Posteriormente, con 15 años, estuvo dando clases con Óscar «me llevaba mi padre a Leganés dos veces al mes. Después se fueron a vivir a El Escorial y ya iba yo solo en autobús».
Almarcha vive («bueno, malvivo») actualmente de la música. "Toco, por suerte, en todos los tablaos de Madrid. Acompaño también a cantaores, generalmente de Madrid, para peñas y festivales. Y lo que más hago es música para baile, con muchos bailaores, en festivales o montando espectáculos. Hace unas semanas he estado en Argelia y Túnez con Casa Patas. Voy a empezar a hacer un proyecto para el Festival de Jerez con Marcos Flores, uno de los mejores bailaores jóvenes".
La música que interpreta José Almarcha, acompañando a cantaores o en espectáculos de baile, es suya, nos explica."Prácticamente todo lo que toco es mío. Hace años que me plantee eso y así lo hago".
Paco de Lucía es su referente «y luego están los demás, Gerardo Núñez, Cañizares, Vicente Amigo, Manolo Sanlúcar, José Antonio Rodríguez, Serranito, José Manuel León y, por supuesto Oscar Herrero que es quien me ha enseñado todo».

El disco
Hace cuatro meses saco al mercado su primer disco, con un título totalmente manchego y tomellosero, "Vejezate" «pocos saben que ese es el nombre de una antigua fortificación, origen de Socuéllamos y Tomelloso». Desde la primera pieza, la rondeña titulada "Chafarrote", el apodo de su abuelo,  el álbum es un canto a Tomelloso, «hay otro corte que se titula Calle de la Concordia, que es donde yo nací y he vivido; "El Paseo de las Moreras", donde jugaba de niño".
Pero también tiene cabida Algeciras con "La Bajadilla", el barrio de Paco de Lucía «estaba grabando el disco cuando él murió y para mí fue como si falleció un pariente. Ese día me vi en la necesidad de componer algo como homenaje al maestro».
En "Vejezate" se pueden escuchar «mis vivencias, desde pequeño, mis andanzas por aquí, salvo un tema o dos, en él están mis rinconcitos de Tomelloso. Y por supuesto,  mi forma de ver el flamenco».   El disco está yendo muy bien, nos cuenta «todo el mundo que lo escucha habla muy bien de él, a los compañeros les gusta, que es lo importante. Estoy muy contento, la verdad".
Almarcha destaca la importancia de Tomelloso para él «aquí he pasado toda mi vida, salgo fuera a trabajar porque hay que comer. No solo a Madrid, a Sevilla o donde sea, ahora me voy a Estados Unidos dos meses. Cuando estoy en Tomelloso estoy en casa».
Y los proyectos no paran "en septiembre me voy a Estados Unidos para dos meses con José Cortes, estoy terminando de componer la música del espectáculo. En diciembre vamos al Reino Unido con otro espectáculo, esta vez con José Fernández. Al regreso me tengo que poner a hacer la música para otro espectáculo de Marcos Flores en Jerez. En diciembre quiero presentar el disco en Tomelloso y en Madrid".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?