sábado, 21 de febrero de 2015

EL PARTIDO DE PODEMOS QUIEN VA A VOTAR A ESTE PARTIDO LO QUE TIENE MONTADO

El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero compareció este viernes ante decenas de periodistas después de tres semanas de silencio casi absoluto sin aportar pruebas definitivas que justifiquen sus ingresos. El objetivo de la dirección del partido era buscar una salida al caso y a las dudas que le rodean por haber facturado 425.000 euros a los Gobiernos de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, todos ellos miembros de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Monedero entregó un dossier con algunos documentos, entre ellos una factura emitida por su empresa, Caja Motiva 2 Producciones, con la que busca justificar esos ingresos. No obstante, el responsable del programa de la formación de Pablo Iglesias no aportó ni los trabajos de consultoría por los que recibió esa cantidad ni los contratos con esos Gobiernos latinoamericanos, alegando que se trata de informes confidenciales. El dirigente de Podemos creó su empresa el 23 de octubre de 2013, y según la documentación que mostró hoy, una semana después, el día 31, facturó 425.000 euros al Banco del ALBA, con domicilio fiscal en Caracas (Venezuela), a través de esa sociedad.
En la factura figuran como concepto de esos ingresos los “honorarios de confección de estudio comparativo de los ámbitos financieros de los países del ALBA y análisis de las bases de armonización jurídico-financiera, implementación y asesoría puntual sobre el proyecto”. Esta relación laboral, según el documento, finalizó el pasado 31 de diciembre de 2014. Monedero explicó que ese contrato con el Banco del ALBA fue suscrito en 2013 por su empresa, aunque hace un mes —cuando se conocieron esos cobros— el dirigente de Podemos aseguró a EL PAÍS que los trabajos se remontaban a 2010, cuando su sociedad todavía no existía. “He pedido permiso para poder enseñar la factura porque me había comprometido. Pero los estatutos del Banco del ALBA confieren confidencialidad a sus trabajos. He firmado una cláusula de confidencialidad”, afirmó para asegurar que no podía enseñar ni los informes realizados ni los contratos.
Pese a no haber despejado estas dudas, el profesor de Políticas de la Universidad Complutense de Madrid negó tajantemente, en al menos dos ocasiones, haber utilizado ese dinero, ingresado a finales de 2013, para financiar a Podemos, que nació a principios de 2014. “No ha habido ni un euro de financiación de Caja de Resistencia a Podemos”, aseguró. Esos 425.000 euros, recalcó, fueron destinados a La Tuerka, la tertulia política que presenta y dirige Pablo Iglesias. Aun así, no detalló las partidas de gasto de ese programa para justificar esa donación.
Monedero aportó también un informe comparativo realizado por un despacho de abogados para tratar de demostrar que la tributación por IRPF —el pasado 29 de enero ingresó a la Agencia Tributaria más de 200.000 euros correspondientes al IRPF de 2013— o por el impuesto de sociedades “dan lugar a un coste tributario muy similar en términos económicos, sin que ninguna de ellas implique o pueda implicar pérdida de recaudación tributaria para la Administración”.
También enseñó un estudio realizado por la abogada Carmen Perona Mata que concluye que Monedero no tenía la obligación de solicitar a la universidadla compatibilidad académica para realizar esos trabajos de consultoría, según su interpretación de la ley y de los estatutos de la Complutense. El profesor de Políticas defendió finalmente su currículum académico y negó la existencia de un caso Monedero.
El cofundador de Podemos, que estuvo arropado por Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y la plana mayor de la formación, pidió disculpas por haber tardado tanto en dar la cara y responder a las preguntas de los periodistas. No obstante, las explicaciones que aportó no despejaron algunas contradicciones, sobre todo relacionadas con las fechas de su relación con el Gobierno de Venezuela y el ALBA. A pesar de que Podemos encara en las próximas semanas su primera campaña electoral en Andalucía, Monedero aseguró que ni Iglesias ni nadie de la dirección del partido le pidió que dimitiera. Él mostró su voluntad de dedicarse más a la actividad de coordinación territorial de la formación y de volver a estar en contacto con sus círculos de simpatizantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?