sábado, 17 de enero de 2015

DOS MADRES DE VALDEPEÑAS

Dos madres pedirán reponsabilidades al SESCAM por la parálisis branquial se sus hijos.
Herminia Moreno y Mª Nieves Muñoz han explicado a Lanza que pedirán responsabilidades al SESCAM, mediante las correspondientes denuncias que presentarán en breve, por la parálisis braquial de sus hijos (pérdida del movimiento o debilidad del brazo que ocurre cuando el conjunto de los nervios que están alrededor del hombro, denominado plexo braquial, presenta daño durante el nacimiento) provocada por lo que consideran una presunta negligencia médica en sus partos en el Hospital “Gutiérrez Ortega” de Valdepeñas. Ambas tienen al mismo abogado, un especialista en negligencias médicas en el parto de Madrid y están en la Asociación Avinesa. Han criticado que el Hospital de Valdepeñas no les ha facilitado todos los informes clínicos de sus partos. “Dicen que no tenemos derecho a ellos, cuando nos corresponde por ley”.
Mª Nieves Muñoz señaló que cuando dijo que si no se los daban pediría una orden judicial, le dieron más información. “Pero todavía me falta información, que pedirá nuestro abogado”.
A Herminia Moreno solo le han dado el informe básico.
Ambas madres piden responsabilidades al SESCAM y que al menos cubran los gastos de lo que sus hijos necesitarán. “Yo he tenido que dejar de trabajar para atender a mi hijo y poder llevarle a rehabilitación”, comenta Mª Nieves.
Declaran que psicológica y moralmente les está afectando mucho a ellas, a sus parejas y a sus familiares. “Es algo que no ha venido así, sino que lo han provocado y pedimos que se hagan responsables”.
Por otra parte, manifestaron que han tenido conocimiento de que la Junta de Comunidades quiere retirar la Atención Temprana de 3 a 6 años, en concreto, ha aprobado que la intervención en el ámbito social se realice desde la detección hasta la escolarización del menor, momento a partir del cual el proceso de intervención continuará en el ámbito educativo, por lo que temen que la atención a sus hijos sea menor en los centros educativos al contar éstos con menos recursos, materiales y personal.
En las redes sociales se están recogiendo firmas contra esta decisión del gobierno regional.
Herminia Moreno ha declarado que quieren que casos como los de sus hijos no vuelvan a pasar a otras personas y animan a familias que hayan pasado por casos similares a que denuncien. “Hago un llamamiento para que se pongan en contacto con nosotras”.
Señala que está siendo “una lucha continua. Quizás no ganemos, pero quiero que mi hijo sepa que hicimos todo lo que pudimos. Voy a por todas. Está suponiendo un desembolso económico grande. Si pudiera donarle algo a mi hijo para que estuviera bien, lo haría, pero no es así. Hay que parar estas atrocidades porque somos personas”.
También comento que “en el parto a veces no nos tratan bien porque somos primerizas. Deben comprender que es normal que nos pongamos nerviosas y ofrecernos un trato justo”.
Añadió que le han causado un trauma y que tiene miedo a volver a dar a luz. “Me pensaré si tengo otro hijo”.
Los partos
Mª Nieves Muñoz dio a luz el 28 de julio. “Entré al hospital el 27 de julio perdiendo líquido amniótico. El niño no estaba colocado y apenas estaba dilatada. A las 5.30 horas empecé a empujar y se subieron encima de la barriga para que el bebe saliera. A las 6.30 horas ya no podía empujar más y dije que hicieran algo. Ya había tenido otros dos partos difíciles. A las 7.30 horas utilizaron la ventosa. Avisaron al pediatra para que estuviera presente. No podían sacar a mi hijo y cuando salió, le faltaba oxígeno y estaba morado. Al examinarle vieron que tenía parálisis braquial, aunque no sabían muy bien lo que era”.
Indicó que el ginecólogo le dijo que no pensaba que le iba a hacer eso al niño, “aunque es mejor a que hubiera salido babeando (con parálisis cerebral) por dejarlo más tiempo y que una cesárea podía provocar otros problemas. Fuimos a un médico especialista de Madrid a través de una consulta privada, que nos dijo que pidiéramos que le operaran por la Seguridad Social y pedí que le derivaran a la Paz. No operaron al niño hasta los tres meses. Tenía los nervios de rotación del hombro arrancados de la médula y le tuvieron que hacer injertos. Requiere de varias operaciones y de rehabilitación para conseguir que pueda mover algo el brazo”.
Apuntó que los desplazamientos y la rehabilitación de Enrique están suponiendo un gran gasto. “En marzo le harán una revisión de esta operación y en verano le tendrán que intervenir otra vez”.
Por su parte, Herminia Moreno rompió la bolsa el 22 de noviembre. “Me dijeron que si no daba a luz por mí misma, me tendrían que inducir el parto. Me pusieron la epidural, que costó porque tengo escoliosis en la espalda. Me puse nerviosa y me mareé y no me trataron bien. Me llamaron imbécil. Pasadas las 16.00 horas estaba dilatada al 100% pero mi hijo Abraham no bajaba. Tuvieron que sacarle  con ventosa. Vimos que al niño se le caía un brazo. Me dicen que tiene parálisis braquial y le mandan a rehabilitación y a Ciudad Real para que le hagan pruebas. Se confirma que tiene afectados tres nervios y nos mandan a la Paz. Allí nos dicen que hay que hacerle una prueba para ver si los nervios pueden recuperarse por sí solos o si es necesario intervenir. El día 23 nos dirán el pronóstico definitivo”.
Comentó que el ginecólogo que la atendió fue el mismo que atendió a su madre hace 18 años. “Llegó con la bolsa rota pero no se desencadenó el parto y la mandaron a casa y a la semana cuando fue a monitores, el corazón de mi hermano ya no latía”.
El Sescam confía en la profesionalidad de sus trabajadores
El SESCAM, preguntado por Lanza sobre los casos de estos dos niños, ha contestado que defiende y confía “en la profesionalidad de todos nuestros trabajadores. Si se actuó correctamente o se trata de una negligencia o una complicación inevitable derivada del parto, lo deberá decidir la Justicia”.
Respecto a la queja de las madres de que en el Hospital no les facilitan la documentación de sus casos, contesta que “el Hospital de Valdepeñas está ofreciendo y facilitará a las madres toda la documentación que permita la Ley”.
En cuanto a la retirada de la Atención Temprana de 3 a 6 años, desde el SESCAM afirman que se trata de un bulo que corre por las redes sociales y la consejería de Sanidad y Asuntos Sociales asegura que es rotundamente falso que se vaya a eliminar la Atención Temprana de 0 a 6 años en Castilla-La Mancha.
“Lo que dice la Ley de Garantía de los Derechos de las Personas con Discapacidad, aprobada por unanimidad de todos los grupos en las Cortes de Castilla-La Mancha, es que se mantendrá la Atención Temprana hasta la escolarización del menor, algo que es obligatorio a partir de los 6 años de edad.  La Junta de Comunidades garantiza la Atención Temprana a todos los menores hasta que se compruebe que esos servicios se prestan en el ámbito educativo. No se va a dejar a ningún menor sin Atención Temprana. El objetivo de la ley es evitar la duplicidad de la atención y de recursos (o desde el ámbito social o en el ámbito educativo), para beneficio de las personas que tengan esa necesidad. La nueva ley no ha modificado en ningún momento la atención que se venía prestando hasta la fecha en Castilla-La Mancha. Por tanto, es engañoso y perjudicial para los usuarios y sus familiares decir que se deja de prestar un servicio que sigue vigente.
A día de hoy, 3.950 niños reciben Atención Temprana en Castilla-La Mancha. De ellos, más de un 35% son mayores de 3 años”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?