martes, 13 de enero de 2015

CONFESION INCONFESABLE

Tu negra mirada mi voz silenciosa.
miro tus labios, no puedo hacer mas:
se que tus besos no tendré jamas,
ese es mi castigo, mi penitencia

Mi alma despierta al sentir tu presencia
duerme mi corazón cuando te vas;
nunca lo supiste, ni lo sabrás;
eres, mi vida, de mi ser la esencia.

¡Deseo tanto poderte pedir
que seas tu mi cura, mi elixir!
¡Y cuanto te amo poder explicarte!

El sol, la luna deseo entregarte, 
Todo mi mundo por tenerte diera
Mientras paciencia el corazón te espera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?