domingo, 24 de mayo de 2015

EL RATOCINTO PEREZ

Preocupada hasta soñaba con el ratoncito
 y mi papá encontró uno de ellos muerto...
 No sé si se trataba de mi amigo
 o de su hijo eran mis cachorritas las meras culpables...
  Yo me rascaba la cabeza
 por la invasión desmesurado abuso de los ratoncitos...
  Pues compró un veneno como arroz de color rosa
 y todo aparecía pintado...
  Y los pobres con que gusto comían...
  una bolsa de aquello...
 no duraba me dolía el corazón
 pero no tenía caso yo que nada mataba,
 solo moscas atrapaba
Y una mañana me asusté,
abrí un cajón él cruzó como un rayo,
 también asustado reaccioné
 y espantada lo agarré con un palo las rodillas
 me temblaban y el corazón agitado
  ¿Era Yo misma? Matando un pobre ratoncito
  no les exagero amigas, pensé desmayarme
  Ya no quiero entablar mas conversaciones
  ¡No tengo corazón para matar los ratoncitos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?