martes, 19 de marzo de 2013

CUENTO DE LA LUNA ENFADA


Érase una vez una niña a la que su madre mandó a la tienda a comprar una bobina de hilo negro. Por el camino, la luna que ya había aparecido en el cielo, aunque aún era de día, le preguntó:

_ ¿Dónde vas, niña?

_Mi madre me ha mandado comprar una bobina negra. (contestó )

_Ah, pues yo necesito ese color. Cuando vuelvas me das ¡ que no se te olvide, porque si no, iré esta noche a tu casa!

_ No, no se me olvidará, señora luna (dijo )

Pero la niña se entretuvo jugando con sus amigas, después de comprar el hilo, y no se acordó de darle un poco a la luna.

Cuando llegó a su casa, se lo contó a su madre y ésta le comentó que eran tonterias. La niña, le pidió volver a salir, pero la madre le dijo que era muy tarde y que ya había jugado bastante.

La niña no estaba tranquila, así que cuando se acostó, le pidió a su madre que se quedara un ratito con ella. La madre aceptó y, de pronto, cuando la niña estaba a punto de quedarse dormida, sonaron unos golpes fuertes en la puerta: ¡ POM, POM, POM...!

La niña, se asustó, se sentó de golpe en la cama y se agarró a su madre con fuerza, diciendo:

_ ¡Ay, mamaíta mía, mía, mía ! ¿ Quién será?
_Calla, hijita mía, mía, mía, mía, ya se irá.
_
*No me voy, que en la puerta de la calle estoy.


_¡Ay, mamaíta mía, mía, mía! ¿ Quién será ?
_Calla, hijita mía, mía, mía, ya se irá.
_No me voy, que en el zaguán estoy.


_¡Ay, mamaíta mía, mía, mía ! ¿ Quién será ?
_Calla, hijita mía, mía, mía, ya se irá.
_No me voy, que subiendo las escaleras estoy.


_¡Ay, mamaíta mía, mía, mía! ¿ Quién será?
_Calla, hijita mía, mía, mía, mía, ya se irá.
_No me voy, que en el tercer escalón estoy.


_¡Ay, mamaíta mía, mía, mía! ¿ Quién será?
_Calla, hijita mía, mía, mía, mía, ya se irá.
_No me voy, que en el descansillo de la escalera estoy.


_Ay, mamaíta mía, mía, mía! ¿ Quién será ?
_Calla, hijita mía, mía, mía, ya se irá.
_No me voy, que el último escalón estoy.
_¡Ay, mamaíta mía, mía, mía! ¿ Quién será?
_Calla, hijita mía, mía, mía, mía, ya se irá.
_No me voy que en la puerta de la habitación estoy.

_¡Ay, mamaíta mía, mía, mía! ¿ Quién será?
_Calla, hijita mía, mía, mía, mía, ya se irá.
_No me voy, que en los pies de la cama estoy.

¡Ay, mamaíta mía, mía, mía! ¿Quién será ?
_Calla, hijita mía, mía, mía, ya se irá.
_No me voy, que debajo de la cama estoy.

_¡Ay, mamaíta mía, mía, mía! ¿ Quién será ?
_Calla, hijita mía, mía, mía, mía, ya se irá.
_No me voy, que junto a tu madre estoy.

_¡Ay, mamaíta mía, mía, mía! ¿Quién será?
_Calla, hijita mía, mía, mía, ya se irá.
_No me voy, que...agarrándote los pelos estoy.
-Calla, hijita mía, un mal sueño tiene que ser.
A la ventana te llevaré y a la luna miraré.
La luna en el cielo estaba y con una sonrisa exclamaba:
-“Todo te lo has soñado, yo nunca te haré daño
y siempre estaré aquí en el cielo al lado de las estrellas brillando.
-Duerme dulcemente en tu cama,
mañana te despertará un sol expléndido por la mañana”.
La niña se durmió y al día siguiente este cuento a sus amigos les contó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?