lunes, 16 de septiembre de 2013

RECETA DE MI MADRE DE LAS MADALENAS CASERAS.


Agosto ha sido, como siempre, un mes de reencuentros con lugares, amigos y sabores. Este año no han sido unas vacaciones largas porque la economía manda, pero si ha habido tiempo para compartir buenos momentos preparando y después degustando algún que otro plato con amigos y familia.
Platos dulces como la propuesta de hoy, unas magdalenas caseras como las de antes, tiernas, esponjosas y suaves que poco o nada tienen que ver con las industriales; en otros casos hemos compartido platos tradicionales elaborados con productos de temporada como los pimientos y el tomate que son los principales ingredientes de algo tan nuestro como el pisto (una de las elaboraciones estivales que mas me gustan; no concibo un verano sin pisto con huevos fritos). También he aprovechado para perfeccionar otros que ya conocía y que me propongo compartir con vosotros en las próximas semanas.

Las magdalenas que aparecen fotografía y que a continuación explico cómo las preparé, las hice para el desayuno del día grande de las fiestas del pueblo de mi mujer. Y, a propósito de desayunos importantes, ya que ha empezado el colegio para los mas pequeños de la casa y que estos días van a ser intensos, tenemos que prepararlos bien desde por la mañana. Para eso es fundamental un buen desayuno, con tiempo y alimentos sanos y nutritivos como un buen vaso de leche y, ¡cómo no!, unas magdalenas caseras como éstas.
Ingredientes para unas 20 magdalenas
250 gr de harina para repostería
1 sobre de levadura química
la ralladura de la piel de medio limón y lo mismo de naranja
4 huevos medianos
200 gr de azúcar
1/2 vaso de leche
3/4 de vaso de aceite de oliva suave
una pizca de sal
Preparación
Poner en un bol grande los huevos y el azúcar; batirlos muy bien con unas varillas hasta que blanqueen (lo podéis hacer a mano o a maquina) y a continuación incorporar la leche y la ralladura de limón y naranja y mezclar con cuidado. A continuación ir añadiendo la harina mezclada con la levadura  que previamente la habremos pasado por un tamiz.Poner una pizca de sal, verter el aceite en la masa y mezclar con movimientos envolventes hasta que tenga un aspecto homogéneo, suave y cremoso. Tapar el bol con papel de cocina y dejar reposar en la nevera 1 hora. Rellenar los moldes de papel mas o menos por la mitad y espolvorear un poco de azúcar por encima de cada magdalena y cocerlas con el horno ya caliente a 180 grados. Una vez horneadas dejarlas enfriar y listas. 


Para cocer las magdalenas os recomiendo que utilicéis una bandeja especifica para tal fin. Las encontrareis en comercios de menaje y si no las encontráis o queréis gastar menos dinero podéis utilizar moldes de aluminio desechables, para flanes, que encontrareis en cualquier súper. Al cocer las magdalenas dentro del molde conseguiremos que suban bien,  no se deformen y queden con un bonito copete.......como deben ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?