martes, 21 de febrero de 2012

LA CEOE PIDE RETIRAR EL SUBSIDIO AL PARADO QUE RECHACE UN EMPLEO

LA CEOE PIDE RETIRAR EL SUBSIDIO AL PARADO QUE RECHACE UN EMPLEO

El presidente de la comisión de Economía y Política Financiera de la CEOE, José Luis Feito, irrumpió ayer con su habitual verborrea en la resaca de las manifestaciones sindicales contra la reforma laboral. En su intervención en el XX Congreso Nacional de la Distribución de la Automoción, Feito planteó que los parados puedan dejar de cobrar la prestación por desempleo en el momento en que rechacen la primera oferta de empleo. Añadió que es «inconcebible» que los desempleados cobren paro si han recibido una oferta de trabajo, «como si es en Laponia».


Este dirigente de la patronal destacó que la estructura de prestación por desempleo en España es muy «generosa», ya que al principio se cobra más y después se va cobrando menos, algo que tendría que cambiar. «En España hay una mentalidad de que el paro es una especie de renta y que se tienen dos años para buscar trabajo», aseguró.

Actualmente, la legislación española ya recoge la retirada del subsidio al desempleado que rechaza por tercera vez una oferta de trabajo o no acuda a cursos de formación. Además, la reforma impulsará la mediación de las agencias privadas de colocación con un doble objetivo: conseguir que los parados puedan encontrar un empleo más fácilmente (los servicios públicos solo colocan a un 3% de los desempleados) y que estos estén más controlados.

Sobre la reforma laboral, Feito dijo que es «revolucionaria e incompleta», aunque remarcó que con estas medidas España será capaz de crear empleo si se registra un crecimiento de la economía del 1%. «Que la reforma laboral cree empleo dependerá del crecimiento económico del país, aunque con esta medida, en lugar de tener que crecer al 2% para generar puestos de trabajo, servirá con crecer al 1%».

Por su parte, tanto el Gobierno como los sindicatos hicieron ayer un balance de las manifestaciones del domingo. Los secretarios generales de CC.OO. y de UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, calificaron de éxito las movilizaciones e insistieron en pedirle al Ejecutivo de Mariano Rajoy que acepte negociar la reforma laboral paralelamente al trámite parlamentario del decreto ley.

Báñez recoge el guante
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, recogió el guante lanzado por estos sindicatos y dijo ayer que está dispuesta a hablar con los agentes sociales y los grupos parlamentarios de todas las materias que forman parte de la reforma laboral «sin exclusiones», pero siempre que se trate de «propuestas concretas» porque hasta ahora no las ha habido.

Así, tanto CEOE como CC.OO. y UGT están redactando sendos documentos con sus reivindicaciones y modificaciones a la reforma laboral que serán enviados en pocos días a todos los grupos parlamentarios. Y mientras, los primeros efectos de la reforma laboral han empezado a ser «visibles» en algunas empresas de servicios, especialmente en la hostelería, que han procedido a rebajar los sueldos de los trabajadores, según denunció ayer Fernández Toxo.

Respecto a las manifestaciones, Báñez dijo que lo que más le ha sorprendido es que entre los asistentes se encontraban miembros del PSOE que formaron parte del Ejecutivo anterior —como su antecesor en el ministerio, Valeriano Gómez—, al que ha responsabilizado de que España tenga ahora 5,3 millones de parados y una tasa de desempleo juvenil que roza el 50%.
«Viven del Estado»

Sobre este tema, el economista Ramón Tamames cree que los sindicatos no tienen «argumentos» contra la reforma laboral aunque «vaya a destruir empleo» en un primer momento, para crearlo más adelante. En un acto en Santander, Tamames calificó a los sindicatos de entes con «poca afiliación» y «apéndices del Estado» que «viven del Estado», como en cierta medida sucede con la patronal. El economista afirmó que en sus protestas del domingo no se mostraron en contra de la reforma, sino que reclamaron participar en el proceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿ BLOG DE MEMBRILLA?